Saltar al contenido

Agrega Valor a tu Propuesta

agregar valor

Hoy en día se comercia y se vende casi cualquier cosa habida y por haber, desde tratamiento sicológico para gatos hasta “Pet rocks” (piedras mascotas).

No hay prácticamente nada que no pueda ser vendido y comercializado hoy día, hay personas que pagan por ser escuchadas, por aprender a respirar y meditar, por obtener consejos sobre una situación en particular, por ver a otros pelear con guantes en escenarios bien iluminados.

Lo importante es la diferenciación, ¿Qué vas a ofrecer tú que no ofrezca otro sobre cierto producto o servicio? ¿Qué gana el cliente comprándome a mí sobre mi competencia? ¿Qué valor adicional recibirá de ti que no consigue en el mercado o no encuentra en los demás?

Esa percepción de valor, ese sentimiento que recibe el cliente cada vez que hace una compra, que atiende tu llamado, ese sentimiento que despierta el hecho de sentir que está recibiendo justo o más de lo que está pagando, es lo que genera confianza en tu producto.

Ese valor no necesariamente debe venir del mercado, puede venir de ti, de demostrarle al cliente que tu estilo de ropa es único e irrepetible, que le dará una identidad nueva sobre los demás, que tus tiempos de entrega son más rápidos realmente, que la calidad de tu comida le da un sabor y frescura incomparable, que tu personalidad y el entretenimiento que ofreces les hará olvidarse de sus problemas y los alejara de la tan mal valorada monotonía.

Puedes escoger cualquier producto existente

sensacion de valor

Agrégale tu firma, una diferenciación clave, una nueva estrategia de entrega, más ágil, más rápida, más atractiva y con la misma eficacia con la que desarrollaste esta nueva característica a un producto existente, con la misma fuerza, diseña tu publicidad, que gire en torno a esta nueva característica única y valioso.

De nada sirve tener el producto o servicio perfecto si mis potenciales clientes no saben o no son capaces de comprender de la forma más rápida y sencilla que es eso tan bueno que yo vendo, que es esa característica mágica que me diferencia de los demás y me hace único y apetecible.

Un libro se vende más por lo atractivo de su portada que por su contenido.

Una película se ve mejor en una pantalla de cine que en la comodidad de nuestra casa, por esa estamos dispuestos a pagar la entrada al teatro, por esa comodidad extra que no recibimos en el hogar, por esa combinación de sabores que no somos capaces de imitar, por ese estreno que no queremos esperar hasta pasados unos meses para verlo en la televisión.

Es esa sensación de valor agregado

valor para los clientes

Que das a conocer en el mercado, el motor principal de las ventas, de la generación de flujo de caja, de ingresos, los tan amados ingresos, la sangre de tu emprendimiento, el motor de tus ideas, fabricador de sueños.

El valor agregado viene en aspectos como la relación precio calidad, la exclusividad, lo novedoso, modelos más sencillos, características modernas, lo intrigante, elementos interesantes y entretenidos, la variedad, la comodidad, un mejor servicio posventa, mayor cantidad, menor tiempo de consecución, sabores más naturales, resultados inmediatos, conocimiento necesario, hay tantos aspectos que le puedes agregar a tu emprendimiento que en la forma que el público lo entienda, lo aprenda, lo capte y ame será el éxito de tu proyecto.