Saltar al contenido

La mejor universidad, la experiencia

estudio emprendedor

Estudie mi carrera universitaria, enfocada en los negocios, en la contabilidad y el manejo de retornos de la inversión. Una vez graduado empecé a trabajar y aprendí algo nuevo:

“Solo sé que no sé un carajo”

Me di cuenta al instante que sabía mucho de modelos, de procedimientos financieros, de estructuras organizacionales, de proyección de ventas, pero no sabía trabajar.

No en el sentido práctico de la palabra, he trabajado desde que tengo quince años, ayudando a mis padres en su pequeño negocio local, la verdad era que no sabía enfrentarme a los retos profesionales en un ambiente incierto, lleno de apuros y afrontando decisiones bajo presión.

Si te equivocas en un entorno académico, universitario, no hay problema, pierdes el examen, recuperas la materia y volver a empezar es relativamente sencillo. Pero en el mundo real, en el mundo profesional, la cosa cambia.

Los errores se pagan con fuertes sanciones económicas

errores comerciales

Con pérdida de empleos, con el cierre definitivo del negocio, hasta malas decisiones tomada sin la precaución que lo merece puede significar la muerte de un compañero o un subalterno.

La equivalencia más real seria como leer un libro sobre “como enamorar a la mujer de tus sueños, 15 prácticos consejos”.

Bueno, ya te leíste el libro, ya eres el gurú del amor, ve y practícalo, a ver qué tal te va, entenderás que el rechazo dicho de frente es más difícil de afrontar que a través de las páginas de un libro.

La educación es muy importante, casi indispensable para cualquier actividad que nos propongamos realizar, pero sin una puesta en marcha de esos conocimientos, lo aprendido no tendrá ningún valor para nosotros.

Si lees esta web y muchas otras que encontraras en el Internet pero no aplicas y practicas lo aquí aprendido, nunca obtendrás los resultados que deseas.

Práctica lo aprendido

problemas empresariales

Si eres un estudiante universitario y te decides a estudiar una especialización sobre tu área, espera, frena tus intenciones, date el tiempo de poner en práctica lo aprendido, descubre que las equivocaciones son más difíciles de resolver en la práctica que en la teoría

El aprendizaje vendrá de las situaciones y los fracasos y no de textos de estudio.

El fracaso es el garante del éxito de tu emprendimiento

Aprendiendo a las malas las consecuencias de tus errores grabarás en tus recuerdos permanentemente qué debes evitar hacer y cuál es el mejor camino a escoger.

Un cúmulo de fracasos convierten a un inhábil en un sabio

La primera enseñanza del fracaso puesto en práctica es, no te enfrasques en lo sucedido, enfócate en revisar tus pasos, cada decisión tomada que te llevo a esa equivocación.

Date la oportunidad de descubrir en que estuviste mal, aprende de ellos, aplica correcciones y ponlas en práctica, verás como a medida que corriges, los fracasos dejaran de guiarte, dejaran de ser las ruedas de apoyo de tu bicicleta y podrás enfrentarte solo al mundo de los negocios.