Saltar al contenido

¿Cómo conseguí un proyecto de vida rentable?

“Contempla tu mundo, proyecta tu destino”

Mi querido lector, mi querido emprendedor, mi amateur, mi futuro dominador del mundo, estas palabras, esta web y sus enseñanzas están concebidos, primero como un propósito personal, una forma de acallar las voces en mi cabeza que me dicen:

– Lánzate, escribe, enseña, disfruta –.

Que me piden que plasme en esta página lo que por años he estudiado, aprendido. En segundo lugar, disfrutarás de una lectura ágil, sencilla pero muy poderosa, que te dará las herramientas, el paso a paso detallado necesario que requieren los inicios de todo negocio, de todo emprendimiento

  • ¿Cómo construyo mi propio negocio?
  • ¿Cómo inicio un pequeño imperio?
plan de trabajo

Pensamientos Positivos en los negocios

Tu  vida ahora es un mundo de pensamientos, de ideas, de deseos de triunfar, de anhelos, pero no sabes cómo enfocarte, como proyectar lo que piensas sobre lo que haces, como tomar esas veinticuatro horas que tienes al día y vivirlas a plenitud, más allá de un paseo por un parque, o unas vacaciones en la playa, descubrirás el proceso, como deben ser tus acciones día a día, como tu espíritu se elevara y responderás a esa pregunta, esa duda que te acompaña cada día al dormir y te despierta por las mañanas, quieres generar ingresos, desarrollar tu propio flujo de bienes de capital, pero ¿cómo?.

No pretendo ser la biblia de los emprendedores inexpertos, o los que ya están en camino, que tienen varios años en su desarrollo, quiero guiarte, que te apasiones por lo que haces, donde no tengas que “trabajar”, y empieces a vivir, te olvidaras de la palabra trabajo, apartaras tu mirada de él y conocerás la palabra pasión, pasión por mi trabajo, pasión por mi vida, pasión por cada día que pasa, por cada acierto, por cada error.

Plan de vida empresarial

Todos nos hemos interesado en algún momento de nuestra vida a iniciar un emprendimiento, a ser dueños de un comercio, ser nuestros propios jefes y no “rendirle cuentas a nadie”; igual, aunque seas dueño de tu propio negocio, debes rendirle cuentas a todos, a tu familia, al gobierno, tus nuevos jefes serán tus clientes y el público, al cual le recibirás dinero por lo que cada día ofrezcas a cambio.

Muchas veces he escuchado comentarios o me han consultado sobre qué negocio es bueno, que genera mayor rentabilidad.

– Si al vecino le va bien con su negocio, ese es el negocio y voy a hacerlo yo, voy a pasarle por encima, no se enterara –.

Y bajo esas premisas he visto rotundos fracasos, quiebras absolutas, malos manejos administrativos y desastres comerciales.

De la idea al negocio

Todo negocio, emprendimiento o idea de generar ingresos tiene solo un comienzo fundamental, más allá de cualquier idea o estructura de negocio, el fundamento de este se debe concentrar, antes de encender motores, en una pregunta vital.

¿Por qué? ¿Por qué quieres abrir tu propio negocio, o tener un equipo de trabajo? ¿Por qué asociarte? o ¿qué esperanzas tienes de conseguir ese puesto laboral anhelado, porque ser un influencer, coach de negocios?

Pregunta tu motivación

Es acaso una necesidad económica, mi arrendador no da espera y me va a desalojar si no le pago la renta de este mes.

Tal vez sea por gloria, quieres ser el exitoso, famosísimo, gurú de las empanadas rellenas de chile con carne.

Quizás quieras pasar más tiempo con tu familia, vivir una vida y no estar en ese mundo opaco y solitario de gastar tu vida y el valiosísimo tiempo que todos nosotros tenemos, limitado, en ires y venires, de la casa al trabajo, del trabajo a la casa.

Divisemos ese momento, el momento después de algún tiempo donde tu ingenio comercial te llevo a tener un millón de dólares, en el saldo de tu cuenta bancaria, disponible, libre de impuestos, son tuyos y puedes disponer de ellos a tu antojo, digamos que es tu primer millón, ves esos hermosos ceros ante tus ojos, a través de la banca online en tu computador.

Ahora qué los tienes ¿Qué vas a hacer con ellos? ¿Son para lujos y comodidades? ¿Necesidad de ayudar a los pobres de este mundo? ¿Ser reconocido en tu ciudad o escuela así como otros disfrutan de ese reconocimiento? ¿Ser dueño de tu propio BMW quizás?

– Mira, ¡allá va! Rodrigo Esmerel, el genio, el inventor, el gurú, nadie daba un peso por él y míralo ahora, en su elegante auto, con su fino reloj y esas gafas de un color tan fantástico que se convertirán en tendencia en un abrir y cerrar de ojos –.

Enfoque empresarial

Lo más importante en lo que te debes enfocar antes de iniciar esta travesía es pensar, ¿cuál es mi propósito?, ¿qué me motiva o me motivara a levantarme temprano cada mañana, me hará saltar de emoción, gritar de alegría al ver cada venta ejecutada o cada mano estrechada?

Te tengo una mala noticia en todo este proceso, el propósito menos valioso a la hora de iniciar un negocio es la intención de generar dinero, tener mucho dinero, una cuenta bancaria con muchos ceros, lujos finísimos que costaran casi un ojo de la cara.

Cuando tus deseos te llevan a comprar un vestido, lo quieres, debe ser tuyo, te cueste lo que te cueste, llega ese tan esperado día, el día en el que te puedes dar ese “lujo”, para eso trabajas, no te llevaras nada a la tumba, sales y lo compras, lo usas, elevas tu espíritu, parece que te vas a comer el mundo, ya lo tienes puesto.

¿Y ahora? ¿Qué sigue? ¿A dónde voy con esta elegante prenda el día de hoy? ¿Qué voy a hacer con mi vida? ¿Qué será de mí? Ahora que alcance mis sueños ¿Será que no queda nada más para mí? ¿Hasta aquí llegué?