Saltar al contenido

El negocio perfecto no existe, el ideal si

negocio emprendedor

Puedes planear todo lo que quieras, estudiar cada aspecto del desarrollo y la ejecución de tu negocio, te darás cuenta de que en la puesta en marcha comienzan a aparecer imprevistos, inevitables situación que no vistes venir y arruinaran todos tus planes.

La clave está en cómo lo afrontarás y saldrás adelante, la perfección o el negocio perfecto es la utopía de todo emprendedor principiante.

No fuerces tus capacidades a entrar a un mercado desconocido para ti solo porque crees tener el plan perfecto para ello pero no cuentas con las habilidades, el capital, o la pasión por la tarea nueva que estas por enfrentar.

No te encariñes con promesas de dinero fácil, del negocio perfecto. Debes enfocarte en el negocio ideal, que compagine con tus pensamientos, con tu actividad diaria, con el límite de tus capacidades.

Consejos para un emprendedor

consejos para emprendedores

Un día un amigo escuchando mis consejos me pregunto si le ayudaba a construir un pequeño negocio de venta de hamburguesas, una hamburguesería decía él, tenía la receta secreta de la carne aliñada de su madre, una receta casera que le daba un toque de hogar a todas sus comidas y que tenía un sabor único.

– Quiero tener el mejor restaurante de hamburguesas de la ciudad, tengo todo planeado, cada paso del proceso, no hay pierde, no hay cabida para los errores –, me dijo con la ilusión con la que habla un niño de su siguiente juguete nuevo.

– Ok, me gusta tu pasión – le digo – primero empecemos con algo sencillo, ¿Qué tipo de hamburguesa vas a vender?

– Pues hamburguesas de carne – me responde él.

– ¿y qué más? ¿Qué otro ingrediente le vas a poner? ¿Qué otra variedad vas a ofrecer?

– No pues pan, lechuga y carne – me responde él con un aire de desconcierto y duda.

– Déjame definirlo de esta manera, cuando vas a comer hamburguesa, la muerdes, ¿qué tienen esas hamburguesas que comes en casa que tu madre prepara que te gusta tanto?, o ¿Cuál es tu hamburguesería favorita, “doble carne, cuarto de libra, la sazón del carbón”? –

– No ningunos de esos lugares me gusta, yo no como hamburguesa, ni siquiera las de mi mamá, la verdad no me gustan las hamburguesas, esa comida llena de grasa, el pan con todos esos carbohidratos, hasta la carne me cae mal, por eso soy vegano – afirma él.

– Hay mi extrañeza se dispara – entonces, ¿Por qué carajos quieres ponerte a hacer y vender hamburguesas? –

Es un negocio buenísimo, mi vecino puso un punto de esos hace ya cuatro años y ya tiene tres puntos de venta abiertos al público repartidos por toda la ciudad, hasta vendió el carro viejo ese que tenía y compro un bello Audi, ese que siempre te enseño que quiero para mí –.

consejos para un emprendedor

Él es un joven corpulento, buen estado físico, hace levantamiento de pesas desde la escuela, no a nivel profesional, solo por afición y para manejar una figura que llama la miradas de las mujeres que se le quedan viendo.

– Para – digo  yo – ¿Cómo es que quieres dedicarte a algo que no te gusta, que ni siquiera conoces, que no te provoca? – en ese momento proyecte su vida en mi cabeza, dentro de dos años, tarde en la noche, cerrando la cocina a los clientes, maldiciendo por el estrés, la monotonía, lo abrumador de la cocina, los malos empleados que le tocaron, las ventas no pagan las deudas.

–  ¡Maldito el día que me metí en este negocio y maldita la suerte del que me ayudo! ¡Es el culpable de mi desgracia! –

Le pregunté, después tantos años de conocerlo, de escucharlo hablar

– Veo que te gusta el ejercicio, tomas todas esas vitaminas y frascos de colores cada vez que entras y sales de gimnasio, te alimentas bien, saludable, ¿Por qué no te dedicas a eso, a los suplementos deportivos para levantadores de pesas, así como tú? –

– ¿Pero ese negocio si es bueno? ¿Será rentable? – me pregunta

No hay negocio malo, el malo eres tú (Amazon). Como piensas tú en esa cabeza medio cuadrada que te va a ir bien en algo como las hamburguesas, un alimento que repudias, todas las veces que me has criticado por comerme una, como si fueras mi médico, dedicándome la carta de la buena salud, del colesterol, de los triglicéridos, de las grasas saturadas -.

– En cambio, eres casi un experto en suplementos alimenticios, llevas años consumiéndolos, sabes cuales son bueno y cuales no tanto, como sacarles el máximo provecho para cada tipo de rutina y cada paso del proceso de crecimiento muscular, sabes de marcas, de precios, de tendencias, de nuevos sabores -.

– No te has percatado pero a través de tu dedicación en el deporte te has convertido en todo un experto en el tema de los suplementos deportivos –.

Bueno, ya han pasado seis años desde aquella conversación, en el momento de escribir este libro.

Hace un año abrió su quinta tienda de suplementos, pequeños kioscos en los gimnasios de la ciudad y está incursionando en la venta en línea, no lleva mucho en ese mercado electrónico pero tiene grandes expectativas.

inspiracion emnprendedor

Esta semana me llamo para decirme que ya había escogido el color del carro y en unos días más se lo entregaban, cojinería de cuero, rines de lujo, maletero amplio, frenos de disco y un lindo acabado azul con accesorios cromados.