Saltar al contenido

La motivación de tu equipo, otro apunte hacia el éxito

motivar al personal

¿Cuál es el perro de tus empleados? No hablo de sus mascota, imagina que vas por la calle y te encuentras en el camino a un perro, de considerable tamaño, con espuma en la boca, ladrándote y corriendo hacia ti, Usain Bolt quedaría con las piernas cortas al lado tuyo, correrías como el viento, saltarías cualquier obstáculo y no detendrías tu paso ante nada, ese es el principio de la contratación y la motivación.

Descifra el perro de tus trabajadores, ¿Qué los hace levantarse temprano cada día a trabajar?

Su motivación, ¿Qué domina sus mentes de tal forma que no dan paso al ocio o la holgazanería en el trabajo y ponen todo su esmero, sin distracciones, enfocados en la tarea de huir de su perro?, el perro puede ser su hijos, alguna necesidad económica, alguna necesidad de superación personal o un pensamiento de:

“Seré el mejor y se lo demostraré al mundo”

Ese perro, ese sentimiento de entrega hacia ti y tu negocio son los lazos que debes afianzar, si quieres tener empleados entregados y motivados en su labor, un engranaje aceitado siempre trabajara bien, otro no tanto, se estropeara, se quemara muy rápido y destruirá toda la operación.

Un grupo de periodistas hacían un trabajo de campo en la NASA, siempre es interesante saber que está haciendo la NASA, saber de sus planes, sus proyectos en ejecución, el panorama que nos tiene preparados a todos nosotros.

Estaban a punto de enviar un cohete a la estación espacial internacional con un grupo de astronautas, de suministros.

Uno de los periodistas, de esos que buscan noticias de interés, ve a un señor en un pasillo, muy concentrado en su tarea, barre el piso de un amplio pasillo con mucho cuidado y esmero.

– Buenos días señor, me llamo Robert de la cadena de noticias KVFL, me colabora con una nota periodística ¿Qué hace en su día a día? ¿Cuál es su función principal aquí en la NASA? –.

El señor muy motivado le responde – Me preparo para lanzar un cohete al espacio –.

El nivel de compenetración con la organización, el compromiso con la tarea asignada. Aunque aquel hombre no estuviera presionando botones, ni fuera ingeniero aeroespacial, ni mucho menos el astronauta que viajaría a los confines del espacio, sabía que su labor era tan indispensable como cualquier otra, que no estaba simplemente barriendo, estaba siendo parte de un plan mayor y él estaba aportando de la manera más eficiente con su trabajar todo el apoyo que la organización necesitaba para llevar a cabo tan laborioso proyecto, era reconocido por su aporte y valorado como cualquier otro miembro de la NASA.

Mantener al equipo de trabajo motivado

motivar personal

En función de un objetivo, encaminado en cumplir tus sueños, tus anhelos, en compartir tu expectativa de vida, es una tarea igual de difícil y retadora equiparable a fidelizar una clientela exigente y reacia.

Cada miembro de tu equipo de trabajo tiene una tarea, una misión que cumplir, además de ser capacitado en su labor, debe entender el porqué de la misma, debes ser capaz de transmitirle por qué su capacidad diaria de operar las maquinas, los computadores, los implementos de aseo que mantienen impecable el lugar son los motores que impulsan las ventas, que mantienen un espacio agradable para los compañeros y los clientes.

Debes ser capaz, como líder, de transmitir ese sentimiento de pasión desbordante que tú sientes o sentirás cada día por tu negocio, por tus tareas diaria.

Tú ya comprendes la importancia de avanzar, de progresar, debes ahora proveer ese sentimiento de lucha constante, de victoria, de perder el miedo al fracaso a tu personal, a tu equipo de trabajo, a tus socios en tan ardua tarea.

Métodos de motivación

motivar en el trabajo

Existe gran cantidad de métodos y estrategias para mantener motivado un equipo de trabajo:

  • Comparte los triunfos con tu equipo de trabajo, hazles saber que sin ellos el crecimiento de la empresa no sería posible, y que te acompañaran y se sentaran a tu diestra en la gloria, un poco bíblica pero real.
  • No te fijes en el dinero como motivador laboral, es más un aliciente simplemente, pero al igual que para ti, el dinero solo es el medio para un fin, no se puede motivar al cerebro con promesas de riqueza, este motivador es pasajero, una vez que reciben sus bonificaciones económicas, suceden dos efectos, primero, nunca será suficiente y segundo, siempre querrán más.
  • Los errores se corrigen en privado y los logros se felicitan en público.
  • Interésate por conocer a tu personal, saber quiénes son, que los motiva a trabajar cada día, refuerza esos sentimientos.
  • Ofrece incentivos que la competencia no ofrezca, becas de estudio para los hijos o ellos mismos, vacaciones pagadas al mejor empleado del año con su pareja e hijos, una comida en algún bonito restaurante al empleado del mes, la realización de mejores condiciones laborales, cafetería gratis para todos si cumplen los objetivos, planes de telefonía celular gratis, incentivos para vestimenta, para lentes, mejor plan dental, más días de vacaciones al año, tiempo para disfrutar de las festividades familiares, día libre el día de su cumpleaños, descuentos promocionales con gimnasios o mejores tarifas en compra de boletería para conciertos y eventos.

Que sientan que si no corresponden oportunamente a su trabajo no solo perderán su salario sino que perderán parte de su estilo de vida, al que tu malévolamente los has acostumbrado.

Un equipo motivado, como en el futbol, es un equipo exitoso, los más motivados, compenetrados y eficientes son los que ganan el campeonato, se llevan el trofeo a casa, disfrutan de la gloria y se preparan para el próximo reto.

Mantén tu equipo bien aceitado y enfilado con los objetivos, retroaliméntate de ellos, solo ellos conocen que estás haciendo mal, son los que tienen comunicación permanente con el cliente, los que mientras tú ves el panorama desde afuera, ellos lo desentrañan por dentro.

Conocen de problemas de software, errores en la cadena de distribución, malos diseños de estrategias publicitarias, proveedores incompetentes o de baja calidad, si no los escuchas, no los motivas correctamente, mucho ojo, te aseguro que a futuro, serán tu competencia y el estanque tendrá más tiburones que peces.